Oraciones para la depresión

El sentimiento de valor es tan poderoso. Sin la sensación de valía, uno puede empezar a sentirse desesperado. Cuando uno se siente desesperado, quiere un escape. Cuando uno intenta escapar de su vida, se cierra y se convierte en prisionero de sus pensamientos negativos y de su soledad.

La depresión es una condición física, mental y espiritual. Se caracteriza por el constante sentimiento de desesperanza y falta de alegría. Puede entrar como una nube oscura y densa; su espíritu de pesadez puede agobiarnos.

Una de las maneras de ayudar a evitar que alguien caiga por esta resbaladiza pendiente de la depresión es haciendo un esfuerzo para asegurarse de que otras personas de su comunidad sientan su valor. La buena Palabra de Dios emparejada con su propia buena palabra puede ser suficiente para cambiar la perspectiva o la condición de un corazón atribulado para mejor. Practique la compasión y haga que la gente se sienta importante, amada y suficiente. Todos buscamos estas necesidades fundamentales; estos deseos fueron plantados en nuestros corazones por Dios.

Proverbios 12:25- La ansiedad en el corazón del hombre lo pesa (depresión), pero una buena palabra lo anima.

Si te encuentras con alguien y ves que está luchando o pasando por un momento difícil, ofrécele tu apoyo y aliento. Ni siquiera tienes que preocuparte por encontrar la cosa más motivadora y poética para decirle. Puede ser tan simple y sincero como un abrazo y decirles estas tres palabras: “Tú eres suficiente”. Compartir estos simples mensajes de afirmación tiene mucho impacto. La compasión y el amor es lo que puede hacer que alguien escape de su agujero y recupere su vida.

Desafortunadamente, a lo largo de los años, la sociedad ha desarrollado este estigma en torno a las enfermedades mentales y la depresión que ha perjudicado enormemente a nuestra comunidad. Este estigma negativo inevitablemente empuja a las personas que sufren de depresión a dejar de buscar la ayuda que necesitan. Es un arma de doble filo.

La depresión es a menudo vista como una debilidad que puede ser remediada con un ajuste de actitud. Pero en realidad, es más que una simple depresión o un período de tristeza. Hay algunas personas que realmente tienen enfermedades mentales. Hay algunas personas que tienen desequilibrios químicos en sus cerebros y no es su culpa. Puede deberse a su educación, a sus influencias o simplemente a la mala suerte del sorteo. La enfermedad mental y la depresión no es una elección. Es algo que ocurre con el tiempo. Si usted o alguien que usted conoce está luchando con la depresión, busque ayuda profesional inmediatamente. No hay que avergonzarse en absoluto de recibir ayuda.

Salmo 31:22,24- Oísteis mi clamor de misericordia cuando os llamé para pediros ayuda… Sed fuertes y tened ánimo, todos los que esperáis en el Señor.

Todo el mundo tiene ese momento en el que tocan fondo. Podría ser cualquier cosa como una bancarrota, un divorcio o la muerte de un ser querido. La vida nos pasa a todos en un momento u otro. Puede que sientas que te has estrellado contra un muro y que la vida te tiene atrapado en el suelo. Usted está acostado en el suelo y todo lo que puede hacer es mirar hacia arriba. Te sientes atrapado. Te sientes paralizado cuando miras hacia arriba y ves que todas las cosas que quieres, la esperanza y el deseo simplemente pasan de largo.

Salmo 34:18,19- El SEÑOR está cerca de los quebrantados de corazón y salva a los que son aplastados en espíritu. (19) El hombre justo puede tener muchos problemas, pero el Señor lo libera de todos ellos.

Te acuestas allí, y la decisión es ¿te levantas y empiezas a luchar por esas cosas que quieres, esperas y deseas? ¿O continúas acostado y mirando todas las cosas que quieres, esperas y deseas?

No hay nadie más que pueda hacer algo por ti. La única cosa que es capaz de destruir la causa, el proceso y los efectos de la depresión es la esperanza de Dios y su palabra de esperanza. La solución es volver a tener la esperanza de Dios dentro de ti. Su esperanza le dará la claridad necesaria para que vuelva a ver todas las posibilidades de su futuro. La esperanza también te da la motivación para actuar y el ánimo para seguir en el camino de la fe y el gozo.

La liberación de Dios puede liberarte. Sin embargo, está en su responsabilidad luchar por su continua liberación. Usted debe tomar la decisión; ¿va a quedarse en el suelo y seguir soñando o se va a levantar y empezar a tomar acción?

El segundo en que te levantas es el segundo en que tienes éxito. El segundo en que te levantas es justo cuando te conviertes en el héroe. Lo que sea que te pase después es parte del viaje de ser un héroe. Eres tu propio héroe en el momento en que te levantas.

Experimente la gloriosa libertad y el gozo que Dios tiene para usted. Usted tiene el poder de tener éxito y tiene el poder de levantarse. Usted tiene el poder de lograr y hacer que las cosas sucedan. Incluso si usted “falla” y las cosas no salen como usted esperaba, está bien. ¿Por qué? Porque el valor está en el viaje. El valor está en ponerse de pie. El valor está en la exploración. El valor no está necesariamente en el resultado.

Salmo 37:23-24- Si el Señor se deleita en el camino del hombre, éste hace firmes sus pasos; aunque tropiece, no caerá, porque el Señor lo sostiene con su mano.

Entonces, ¿cómo haces un cambio en tu vida? ¿Cómo haces este cambio?

Levántate y empieza a actuar. Luchen por la perspectiva de Dios con todo lo que tienen. Sé tu propio héroe.

Crea en la Biblia porque contiene la mente y los caminos de Dios. Lea las escrituras y los versículos que resuenan con usted y le inspiran. Medite en ellos. Luego diga algunas de las oraciones a continuación o tenga su propia conversación con Dios.

Dentro de esta libertad encontrarán más sanación, conversaciones más profundas con su alma y más claridad en el propósito de su existencia. Permanezcan firmemente enfocados en el Señor y encontrarán paz y días más brillantes. Usted es importante y tiene valor. Usted no está solo.

Isaías 26:3-4, Tú lo mantendrás en perfecta paz, cuyo pensamiento está en Ti, porque confía en Ti. Confía en Jehová para siempre, porque en Jehová está la fortaleza eterna.

Salmo 126:5- Los que siembran con lágrimas cosecharán con cantos de alegría.

Oración para eliminar pensamientos negativos

Querido Dios, vengo a ti en mi hora de necesidad. Te pido que toques mi mente y eleves mis pensamientos, que cambies mis aparentes realidades que estoy pensando en mi vida, que cambies mi opinión de lo que es y lo que puede ser. Dios, te pido que me des una sensación de bienestar de nuevo. Te pido que me ayudes a encontrar mi sonrisa, tanto en mi cara como en mi alma. Dios, no puedo hacer esto por mí misma, así que me vuelvo a ti y me entrego.

En el nombre de Jesucristo, Amén.

Oración para levantarme

Querido Dios, te pido que me levantes. Levántame para que pueda seguir con mi vida. No sé a dónde recurrir, Dios, así que te pido que trabajes a través de mí y que atraigas hacia mí una vida que sea todo lo que necesito para una felicidad y una realización sostenidas. Puede que no sepa lo que es eso, Dios, pero confío en que tú lo sabes y eso me da esperanza. También me da esperanza de que tú puedes venir a través de mí, tocarme y elevarme. Doy gracias, Dios, de que esto esté ocurriendo ahora en mi vida, y decreto que así sea.

En el nombre de Jesucristo, Amén.

Oración para curar los sentimientos heridos

Querido Dios, te pido que me ayudes a ir más allá de sentirme abrumado por la carga de los sentimientos de dolor del pasado. Ayúdame a ir más allá de los pensamientos del ayer. Rezo por la curación. Sé que nada puede resistir el poder sanador del amor de Dios. Abro mi corazón al amor de Dios, y me regodeo en el brillo de la luz y el entendimiento Divinos. Rezo por la sanación en el amor de Dios hoy.

En el nombre de Jesucristo, Amén.

Oración para liberar los sentimientos de tristeza

Querido Dios, libero todas las preocupaciones y rezo para que con tu ayuda, toda la locura sea eliminada. Libero los sentimientos de tristeza, siento que tu poderosa presencia me envuelve y doy gracias por tu bien que está gobernando cada situación en mi vida. Me dejo llevar voluntariamente y dejo a Dios porque sé que cada vez que lo hago, estoy abriendo la puerta a un sinfín de posibilidades y a una alegría completa. Ayúdame a levantar mis pensamientos, Querido Dios, y a sentir la seguridad de tu presencia. En el nombre de Jesús, Amén.

Oración para avanzar

Querido Dios, te pido que me ayudes a expulsar los sentimientos de desesperanza, tristeza y frustración y me ayudes a seguir adelante. Sé que estás a mi lado. Siento tu comodidad, comprensión y amor incondicional a mi alrededor, envolviéndome como una manta, calmando mis miedos e iluminando mi corazón. Gracias, Querido Dios, por estar siempre ahí para mí y conmigo, todos y cada uno de los días. Rezo para poder liberar la tristeza que siento y disfrutar de la aventura del viaje.

En el nombre de Jesucristo, Amén.

Oración para pasar de la depresión a la alegría

Querido Dios, te pido que viva mi vida en la alegría. Lo que me impide la plena expresión de la alegría; ruego que se me quite espiritualmente, o que pueda mirar más allá de ella, para descubrir la verdadera belleza de mi vida. Quiero vivir más; quiero expandir mi conciencia; quiero vivir en la alegría. Ayúdame querido Diosa darme cuenta de esto ahora. Gracias Dios.

En el nombre de Jesucristo, Amén.

Oración para pasar de la depresión a la paz

Querido Dios, a partir de ahora, ya no me siento deprimido. Mi estado de ánimo deprimido es expulsado y reemplazado por tu paz. La tranquilidad impregna mi ser, calmando mis emociones y llenando mi mente y mi corazón con una serenidad alegre. Acepto tu regalo de paz. Vengo a ti, querido Dios, y mi estado de ánimo se eleva. Acepto plenamente tu presencia pacífica y me siento tranquilo. Este momento es santo, porque en este momento, entro en tu espíritu de paz. Gracias, querido Dios, por ayudarme a elevar mi estado de ánimo. Gracias Dios por tu inestimable regalo de paz. Lo apreciaré y prometo compartirlo con los demás.

En el nombre de Jesucristo, Amén.

Versículos de la Biblia sobre la depresión:

Deuteronomio 31:8- El Señor mismo va delante de ti y estará contigo; no te dejará ni te desamparará. No temas, no te desanimes.

Salmo 145:14- El SEÑOR sostiene a todos los que caen y levanta a todos los que se inclinan.

Salmo 62:5- Encuentra el descanso, oh alma mía, en Dios solamente; mi esperanza viene de él.

Isaías 35:10 Y los rescatados del Señor volverán. Entrarán en Sión con cánticos; el gozo eterno coronará sus cabezas. La alegría y el gozo los alcanzará, y la tristeza y los suspiros huirán

Isaías 40:31, Pero los que esperan en Jehová renovarán sus fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

Isaías 53:4 Ciertamente tomó nuestras enfermedades y llevó nuestras penas.

Marcos 9:23- Todo es posible para el que cree.

Deja un comentario